¿Con qué documentos puedo reclamar una deuda?

Documentos para reclamar deudas

La documentación de la que dispongamos para reclamar una deuda es un factor esencial. De esta va a depender el buen fin del procedimiento, y por tanto, de la recuperación de las cantidades.

Las deudas pueden provenir de múltiples actividades económicas. Por ello, los documentos que la recojan también pueden ser muy variados. Sin embargo, los más frecuentes y prácticos son los que por medio de este artículo venimos a explicar.

Facturas y albaranes

La mayor parte de las deudas surgen de relaciones comerciales o empresariales entre partes. Por eso, lo más frecuente es que encontremos nuestra deuda recogida mediante una factura o un albarán.

La factura es uno de los documentos más eficaces para reclamar una deuda. Su propia emisión ya significa que hemos realizado unos trabajos y que estos han sido finalizados en la forma convenida y descrita en la misma. Por lo tanto, de cara a un proceso judicial su validez va a ser crucial.

Sin embargo, tampoco podemos olvidar que una factura es un documento privado, elaborado unilateralmente por su acreedor. Este hecho, en el seno de un proceso judicial, supone que el deudor tendrá la oportunidad de demostrar que los trabajos contenidos en la factura no se realizaron o que fueron mal ejecutados. Por ello, siempre será conveniente recopilar más pruebas, como un reconocimiento de los trabajos por parte de su receptor.

También es importante señalar que si nuestro deudor se opone al pago con múltiples argumentos pero sin ninguna prueba, no le servirá de nada.

A modo de ejemplo: llevamos a cabo unos trabajos de pintura en una casa, pero que finalmente no nos pagan. Interponemos una demanda para reclamar nuestra deuda y, nuestros deudores, se oponen al pago bajo el argumento de que los trabajos no fueron bien ejecutados. Argumentan detalladamente todos los errores que cometimos pintando, pero no nos aportan ninguna prueba de ello. En ese caso, de cara a un Juez, sus argumentos por sí solos no contarán con valor para desmentir nuestras pruebas.

Presupuestos y facturas proforma

Más problemas tendremos si la documentación que prueba nuestra deuda es solo un presupuesto o una factura proforma. Estos no son documentos definitivos y, por tanto, resultan más difíciles de reclamar. No acreditan la realización de unos trabajos sino, simplemente, una oferta inicial.

Pero, a veces, por circunstancias, son los únicos documentos de los que disponemos. Por eso, vamos a encontrar las vías para poder atender a tu reclamación, existiendo alternativas que permitirán llevarla a cabo.

Los contratos

Existen infinitas modalidades de contratos e infinitas posibilidades dentro de ellos. Ello es así, porque si suscribimos un contrato vamos a poder recoger en él todas las cuestiones que creamos convenientes, siempre que no contravengamos la Ley.

En lo que a nosotros respecta, los contratos más habituales y recomendables para recoger una deuda son los de préstamo y los de reconocimiento de deuda. Pero ello no impide que pueda tratarse de cualquier otro tipo de contrato. A modo de ejemplo podemos señalar un contrato de compraventa, un contrato de servicios, etc.

No importa el formato en el que se recoja el contrato siempre que en él figuren los datos de las partes, el contenido de la deuda y la firma de las partes.

Como consecuencia de las tecnologías, en los últimos años ha surgido una nueva modalidad de formato de contrato. Hablo de las conversaciones de WhatsApp en las que se contiene, por ejemplo, un préstamo económico entre dos amigos. Hay que señalar que estas conversaciones sí que podremos utilizarlas como prueba, pero deben cumplir ciertos requisitos para que nos lo admitan.

En definitiva, podremos reclamar una deuda siempre que contemos con:

  • Facturas
  • Albaranes
  • Contratos del tipo que sea, siempre que en ellos se recojan las cantidades y la firma del deudor o deudores.
  • Siempre será conveniente acompañar algún tipo de reconocimiento de la deuda por parte de su deudor.
Concertar cita
Puedes llamarnos al 633 37 20 19 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo.

¿Por qué deberías escogernos?
Especialistas en impagados
1ª consulta gratis
Trato directo
Presupuesto personalizado
¿Dónde encontrarnos?
C/ San Higinio nº 1 28017 Madrid, Comunidad de Madrid 633 37 20 19 info@bsabogados.es