¿Qué pasa si contrato con una Comunidad de Bienes?

La mayoría de las personas desconocemos los problemas que puede acarrear contratar con una Comunidad de Bienes. Tendremos que identificar a todos sus miembros para poder reclamarles una deuda. Aquí te explicamos qué datos recopilar y cómo hacerlo.

Una Comunidad de Bienes es aquella forma de organización jurídica en la que sus miembros ostentan la propiedad de los bienes que la integran de forma indivisa.

Lo que las diferencia frente a otro tipo de organizaciones, como las Sociedades Anónimas y Limitadas, es su carácter privado. esto supone que si constituimos una Comunidad de Bienes lo haremos a través de un contrato privado y solo nosotros conoceremos la información relativa a la misma.

En el plano del desarrollo económico o empresarial por parte de nuestra Comunidad de Bienes, hay que señalar que cualquier podrá actuar en su nombre y representación, siempre que sea en beneficio de la misma. Lo mismo ocurre en el plano jurídico, pudiendo entablarse acciones judiciales que la beneficien por cualquier miembro.

Los problemas comienzan cuando nos disponemos a demandar a una Comunidad de Bienes. En este caso, resulta un requisito indispensable la identificación de todos y cada uno de sus integrantes. De lo contrario, nuestra demanda será desestimada e incluso inadmitida de plano.

En la práctica esta condición es complicada de llevar a cabo. Normalmente, en el seno de las relaciones económicas o empresariales que podamos mantener con una Comunidad de Bienes, solo vamos a conocer al miembro con el que hemos venido interactuando. Recordemos que, como hemos aclarado anteriormente, en nombre de la Comunidad puede actuar uno solo de sus miembros.

A estas dificultades de cara a identificar las partes que la componen, se suma el hecho que la constitución de una Comunidad de Bienes se realiza a título privado. Esto supone que la información de esta organización solo podrá ser conocida a través de sus miembros. Esto las diferencia de las Sociedades Anónimas o Limitadas donde la información es pública y se encuentra disponible en el Registro Mercantil.

Por todo ello, desde este despacho te recomendamos que antes de materializar cualquier negocio jurídico con una Comunidad de Bienes te asegures de que dispones de toda la información identificativa necesaria.

Pero, si finalmente no conseguimos estos datos y necesitamos entablar una demanda frente a cualquier Comunidad de Bienes, contaremos con una última vía a nivel judicial. Esta alternativa se denomina "diligencias preliminares". Se trata de que, por medio del Juzgado, realicemos un requerimiento a la Comunidad para que nos exhiba el contrato privado de constitución y así podamos conocer todo su contenido.

En cualquier caso, tendremos que contar con el asesoramiento y representación de Abogado y Procurador para desarrollar esta posibilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *